Volar sin alas…

Volar sin alas…

“Tus alas ya existen… lo único que necesitas es volar…”

 

Yo tengo uno de esos sueños recurrentes en los que corro muy rápido, como huyendo de alguien, y de repente me elevo y voy volando bajo, como andando en bicicleta pero en el aire… Nunca he investigado que significa pero el hecho de poder volar siempre ha llamado mi atención… No puedo decir que me dan miedo las alturas, pero si sufro de vértigo cuando estoy en un lugar alto, me acerco a la orilla y miro hacia abajo, por lo que las primeras opciones mas cercanas a volar como aventarme de un paracaídas o de un bungee están fuera de mis cosas por hacer en esta vida… definitivo! Cuando mi marido me llamó para decirme “nos vamos a subir en un globo aerostático” no supe ni qué pensar… Me encanta verlos volar, me fascina la idea de que una tela enorme llena de aire caliente se eleve por los aires, pero siendo sincera, nunca pensé en subirme a uno… Como ya no era una opción pues mi marido ya había pagado no quedaba mas que prepararse mentalmente y según yo “ser fuerte” para que mis hijas no tuvieran miedo… Ellas no tienen miedo, la que tenia miedo era yo! Pero solo de pensar las fotografías que podía tomar desde arriba, el miedo se me quitó

 

Todo pasó muy rápido, en tres horas ya había iniciado y terminado la aventura, pero fue algo tan impresionante que parece que lo vivimos por una eternidad… Te cuento… La cita era a las 6 de la mañana en Tequisquiapan, Qro. así que madrugamos y estuvimos listos… Nos llevaron al lugar donde estaban ya inflando los globos, yo nunca había visto uno de tan cerca… son enormes!!!! Empezó a amanecer, uff, un espectáculo, mientras los globos estaban listos y de repente ya estábamos trepados en uno, ni tiempo de pensar en nada… Comenzamos a subir, y todo es tan lento, tranquilo, suave, que no te das cuenta que ya estas muy alto! Y de pronto… PAZ… solo eso!!! Silencio total, el amanecer hermoso, la bruma y neblina increíble, mas globos volando alrededor… Como en una película! En total estuvimos una hora en el aire, pero fue una hora llena de tranquilidad, de paisajes increíbles, y en tan solo una hora pudimos darnos cuenta de lo pequeños que somos y de lo hermosa que es nuestra tierraY yo por fortuna pude capturar eso con mi cámara

Un anuncio veloz…

Antes de mostrarte las fotografías, te recuerdo que el 26 de Septiembre dará inicio la Tercera Edición de mi Taller de Fotografía Online “Aprende conmigo el arte de observar” y las inscripciones se abren el 19 de Septiembre para que estés al pendiente, pues el cupo es limitado!

 

Ahora si… Espero que a través de mis fotos puedas sentir un poco de esa paz que yo sentí estando allá arriba

 

 

 

Y tu alguna vez has vivido alguna experiencia similar? Me encantaría que me platicaras en los comentarios!

 

Si te gustó el artículo compártelo en tus redes sociales favoritas con los botones que están aquí debajo. Si aún no sigues mi blog, te invito a hacerlo del lado derecho, así recibirás en tu correo mis artículos.

 

MUCHAS GRACIAS POR PASAR POR AQUÍ!

 

Te gustó? Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
No Comments

Post A Comment